Etiquetas

, , , ,

El concierto de la Simfònica del Vallès en el Palau de la Música del sábado 23 de enero, que interpretaba La Inacabada de Schubert, contó con la participación de Lorenza Borrani, que dirigía la orquesta desde el primer violín. Este formato exige un esfuerzo mayor a los músicos que el más habitual en que hay un director al frente de la orquesta, tal como cuenta la violinista más abajo.

 

La energía, seguridad y talento de Borrani contribuyeron sobradamente a que el resultado estuviera a la altura de la propuesta y el concierto sonó poderoso. Y emotiva la primera obra del programa, The Lark Ascending, de Ralph Vaughan Williams, a la que la intervención de los bailarines Lali Ayguadé y Sergi Parés dotó de un acento promisorio. Parecían anunciar el recomenzar de todo, de nosotros, más bien, en una mejor versión, una que no hubiera echado fuera de sí a la infancia, la juventud.

Podéis leer las notas al programa y un “Elogio del fragmento” a propósito de la Inacabada de Schubert y otras obras inconclusas en este enlace.